Los principales fabricantes reportan incrementos importantes que han hecho aumentar las expectativas sobre las ventas totales al finalizar el año.

Un 14% es el promedio en el que se incrementaron las ventas de autos de los principales fabricantes durante el mes de octubre. De hecho, desde el año 2001 no había un volumen de ventas semejante en octubre.

Ni siquiera Volkswagen, envuelto en el peor escándalo de su historia, dejó de tener ganancias en el décimo mes del año.

Así les fue:

El reporte de ventas de la marca japonesa hasta septiembre da cuenta de 7,49 millones de vehículos comercializados –un 1,5 por ciento interanual menos– de sus marcas Toyota, Hino, Daihatsu y Lexus.

El registro está por encima del de Volkswagen (7,43 millones, también un 1,5 interanual menos), que se mantenía al frente como el de más ventas en el mundo hasta la primera mitad de 2015.

Este repunte de Toyota está relacionado con el escándalo de la firma germana que reconoció que alteró el software de sus modelos diesel para pasar pruebas de emisiones.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) reveló que la producción cayó en septiembre hasta las 174.200 unidades fabricadas, un 42,1 por ciento menos que el mismo mes de 2014.

El informe citado por la agencia EFE muestra que en los primeros nueve meses de este año, se fabricaron en Brasil en torno a 1,9 millones de vehículos, una reducción del 20,1 por ciento % frente al mismo periodo del año pasado.

Durante septiembre, las ventas, medidas por número de matriculaciones, cayeron un 32,5 % frente al mismo mes de 2014 y un 3,5 % frente a los resultados de agosto”, señala el reporte.

De acuerdo con EFE, el país más grande de Suramérica pasa por una recesión técnica que merma la capacidad de consumo de los brasileños. 

Con una cifra aproximada de 128.650 entregas en todo el mundo en el mes de agosto (un incremento del 2,7% respecto al 2014), Audi se mantiene firme en su trayectoria a pesar de la difícil situación económica en muchos de los principales mercados y la cercana introducción de nuevos modelos en las líneas de alto volumen.

La desaceleración económica en mercados como China (-4,1%) y Rusia (-15,4%) fue compensada especialmente por la fuerte demanda en Europa (+ 6,9%) y las Américas (+ 10,0%).

Alrededor de 1´177.100 clientes en todo el mundo han elegido uno de los modelos de la marca de los cuatro aros desde el inicio del año, representando un aumento del 3,4 por ciento.

Con un total de 30.195 vehículos durante el mes de agosto, Volvo Cars incrementó sus ventas globales en un 3,2% respecto al mismo periodo del 2014, donde Europa y Estados Unidos fueron los grandes motores de este crecimiento, que estuvo impulsado por la continua y alta demanda de la nueva XC90, así como de otros vehículos de la línea XC.

Las ventas en Europa crecieron un 6,5%, con un total de 12.867 unidades. El aumento estuvo liderado por Suecia, país en el cual Volvo reportó un incremento del 19,2%. El Volvo V40 es el modelo más vendido en Europa, seguido de la Volvo XC60.

Por su parte, Estados Unidos informó 5.870 ventas, lo que representa un aumento del 18,3% en comparación con el mismo mes del año pasado. El crecimiento fue impulsado principalmente por la nueva Volvo XC90, así como por la Volvo XC60, que fue el modelo más vendido por la firma sueca.

Según el reporte del fabricante alemán, su facturación de enero a junio en todo el mundo decreció un 3,9 % con 2,95 millones de unidades vendidas.

La caída respecto al mismo periodo de 2014 se debe al bajonazo de ventas que tuvo la marca en Rusia, Estados Unidos, Latinoamérica y China, donde "la situación es desafiante: por primera vez en varios años el mercado chino decreció en junio", afirmó el vocero de la compañía. La facturación se redujo en el gigante asiático un 6,7 % en el primer semestre, hasta 1,3 millones de vehículos.

Las pérdidas se amortiguaron en parte con el desempeño del mercado en Europa, donde la marca tuvo un incremento de 3,1 %, hasta 891.200 unidades, y en Alemania alcanzó un aumento del 6,8 %, hasta 305.200 unidades. Rusia bajó un 45,7 %, hasta 36.600 unidades, mientras que en EE.UU. la caída fue de 2,6 %, hasta 174.400 unidades. 

Según reportan los fabricantes, durante el quinto mes del año facturaron más de 1,6 millones de carros nuevos.

Las ventas crecieron un 1,6% en comparación con el mismo periodo del año pasado y para esto fue definitivo el auge en la demanda de camionetas y todoterrenos.

El dato curioso lo aportó Tesla, el fabricante de autos eléctricos de lujo, que reportó un aumento del 13 % en la facturación de mayo, al vender 1.700 unidades del Modelo S.

Por su parte, las marcas Jeep® y Ram Truck registraron incrementos, mientras que la marca Chrysler registró el mayor aumento con una mejora del 32 por ciento con respecto al año anterior. Con estas cifras, FCA US extendió a 62 meses su incremento consecutivo en ventas.

La marca Jeep sigue estableciendo récord con las mejores ventas mensuales en su historia impulsando nuestro logro de 62 meses consecutivos de aumento en ventas", dijo Reid Bigland, responsable de ventas en los Estados Unidos.

Más artículos...