MINI Countryman WRC, la apuesta del BMW Group en el WRC "World Rally Championship"

Múnich. MINI hace su reaparición en el circuito internacional de rallies. A partir de 2011, la marca competirá en algunas válidas del Campeonato Mundial de Rally (WRC) de la FIA y pasará a disputar la temporada completa a partir de 2012. Esta participación está prevista por varios años.

El auto encargado de esta tarea es el MINI Countryman WRC, que está siendo desarrollado por Prodrive en estrecha colaboración con MINI, y se basa en el modelo de producción. El corazón del auto de carreras es un motor turbo de cuatro cilindros de 1.6 litros desarrollado por BMW Motorsport. El auto cumple con la nueva normativa Super2000, puesta en marcha por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), que estipula el uso de los motores turbo de 1.600 cc y cuatro ruedas motrices, combinados con un mayor énfasis en las tecnologías de calle. El resultado es una significativa reducción del 25 por ciento en los costos generales. La primera prueba de MINI Countryman WRC, que también estará disponible para los equipos independientes, está prevista para el otoño de 2010.

Esta decisión tiene por objeto continuar la historia de éxito de MINI en el mundo de los rallies. En la década de 1960, el MINI Cooper S causó sensación con sus victorias en el legendario Rally de Monte Carlo. La marca también ha probado el éxito en muchas ocasiones en el Campeonato Europeo de Rallyes.

Habiendo ya demostrado el carácter deportivo de sus modelos en muchos países a través del MINI CHALLENGE, la marca está asegurando su presencia en los deportes a motor a un nuevo nivel con el compromiso con el WRC.

Ian Robertson, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, y responsable de Ventas y Marketing, dijo: "Estoy encantado de que MINI estará representado en una de las competencias más populares en el automovilismo internacional. El éxito del que goza MINI en el circuito de rally ha hecho una contribución vital a la imagen de la marca. Los clientes de MINI siempre han mostrado gran interés en los deportes de motor. Estoy convencido de que va a añadir unos cuantos capítulos más a nuestra historia de éxito en los rallyes. El MINI Countryman proporciona una excelente base para crear un coche de carreras competitivo para el campeonato del mundo. En Prodrive tenemos un socio fuerte y con experiencia. Vamos a trabajar duro en los próximos meses para asegurarnos de tener el proyecto en marcha desde el primer momento.

"Este es un nuevo programa de deportes a motor muy emocionante", dijo el Presidente de Prodrive, David Richards. "Durante la década de 1960 MINI capturó la imaginación del mundo cuando el pequeño coche se enfrentó al poderío de los Ford V8 y ganó lo que entonces era uno de los eventos más duros del automovilismo, el Rally de Monte Carlo de 4.000 kilómetros. Creo que nuestro nuevo MINI se convertirá en un favorito de la última generación de fanáticos del rally, al igual que es adorado por sus millones de propietarios de todo el mundo. Ya tenemos un número importante de pedidos de clientes confirmados para el nuevo MINI de rally con las primeras entregas previstas para el inicio de la temporada 2011. "

Prodrive ha estado trabajando en el desarrollo del MINI Countryman WRC desde principios de 2009. Esta compañía fue creada en 1984 por Richards, quien ganó el Campeonato Mundial de Rally como copiloto del finlandés Ari Vatanen tres años antes. Con base en Banbury (GB), Prodrive se ha convertido en una compañía independiente líder en el sector del automóvil y los deportes de motor bajo la dirección de Richards, y hoy emplea a más de 500 personas. Prodrive ha obtenido muchos éxitos, los cuales incluyen seis victorias absolutas en el Campeonato del Mundo de Rally, cinco títulos en el Campeonato Británico de Turismos y tres victorias de clase en las 24 Horas de Le Mans (Francia).

BMW estuvo presente en el Campeonato Mundial de Rally cuando hizo su debut en 1973. Achim Warmbold (DE) y Jean Todt (FR) saborearon la victoria con su BMW 2002 en el Rally de Alpenfahrt en Austria. Sin embargo, la tradición MINI en esta disciplina se remonta aún más lejos: Pat Moss (GB) logró la primera victoria con el MINI 850 en el Mini Miglia Nacional de Rally de 1959. MINI tuvo su mejor hora en el Rally de Monte Carlo de 1964, 1965 y 1967: el MINI Cooper S celebró tres victorias absolutas en el evento de rally más emblemático del mundo. Paddy Hopkirk (IR, 1964), Timo Mäkinen (FI, 1965) y Rauno Aaltonen (FI, 1967) se unieron a la lista de ganadores en este prestigioso evento. En 1965, el "Rally Professor" Aaltonen también ganó el Campeonato Europeo de Rallyes. Tony Ambrosio (GB) y Mäkinen terminaron segundo y tercero para redondear un excelente resultado global para el MINI Cooper S. Además, los conductores de MINI también han gozado de muchos triunfos individuales en carreras de renombre en toda Europa. La última victoria de BMW World Rally Championship se logró en 1987 en Córcega por Bernard Béguin (FR) de conducir un BMW M3 que fue construido y dirigido por Prodrive.

A partir de 2011, luego de más de 40 años de victorias, el MINI Countryman WRC será el encargado de añadir más capítulos a esta historia de éxito. Se cierra la brecha entre el clásico concepto de MINI y un contemporáneo Sports Activity Vehicle. Es el primer modelo de la marca que ofrece cuatro puertas y un portón trasero de amplio ángulo de apertura, que ofrece más espacio -lo que se puede utilizar en una amplia variedad de formas-. Además, la sensación de "go-kart" de la que MINI es sinónimo, ha sido preservada, solo que ahora adquiere una nueva dimensión con el sistema opcional MINI All4 con todas las ruedas motrices. El MINI Countryman expresa la definición de las virtudes de la marca en términos de diseño, calidad superior, maniobrabilidad, eficiencia y posibilidades de personalización.

El siguiente paso de la versión de carreras es el MINI Cooper S Countryman. Gracias a su turbocompresor de doble entrada y a la inyección directa, ahora complementada con la gestión de válvulas totalmente variable, el motor de gasolina de 1.6 litros de cuatro cilindros ofrece, con mucho, el mejor equilibrio entre el alto rendimiento y el consumo de combustible en su categoría. El motor genera impresionantes 135 kW/184 CV, los cuales le permiten al MINI Cooper S Countryman una aceleración de 0 a 100 km / h en 7,6 segundos. Además, el concepto MINIMALISM contempla una tecnología diseñada para reducir el consumo de combustible y las emisiones - como Brake Energy Regeneration, la función Auto Start / Stop, Shift Point Display, entre otros.

El MINI Cooper S Countryman y el MINI Cooper D Countryman se puede pedir como opción con el sistema MINI All4 de tracción permanente en las cuatro ruedas. Este sistema consiste en un diferencial central electromagnético que varía la distribución de la potencia entre los ejes delantero y trasero. En condiciones normales de conducción, hasta un 50 por ciento de la tracción es enviada a las ruedas traseras; en casos extremos, hasta en un 100 por ciento. El resultado es una nueva expresión de la tracción, de manejo ágil, del cual MINI es famoso.